Policiales | 21/01/2020 08.08

Atacaron y lo subieron a las redes Antes del crimen de Fernando Báez, otro joven había recibido una feroz golpiza en Villa Gesell

El chico de 18 años, oriundo de Mendoza, había ido de vacaciones con amigos y fue atacado cuando estaba solo, a la salida de un boliche.

-

Un joven de 18 años fue agredido ferozmente la semana pasada por otros tres jóvenes a la salida de un boliche en Villa Gesell, y una filmación de la golpiza se viralizó en las últimas horas en las redes sociales luego de que aparentemente los mismos agresores la publicaran.

“Yo no sé si eran jugadores de rugby o no quienes le pegaron a mi hijo, pero si sé que hay una falta de valores enorme en la sociedad y un grado de perversidad muy grande con conductas casi primitivas”, dijo preocupado a Télam, en la noche del lunes, Walter Romby, papá del agredido, Mateo.

El hombre dijo que su hijo se encuentra bien de salud, aunque estuvo afectado emocionalmente. "Está consternado, no entiende la agresividad", afirmó.

El joven oriundo de la localidad mendocina de General Alvear había ido de vacaciones a Villa Gesell con amigos y dos días antes de que ocurriera el asesinato del joven Fernando Sosa Báez en la misma ciudad, fue agredido brutalmente por otros tres jóvenes a la salida de un local bailable, y al parecer los agresores fueron quienes viralizaron las escenas de la golpiza en las redes sociales.

En las historias de Instagram de un tal Tadeo Abraham, se puede ver a tres personas golpeando a un indefenso muchacho, imagen que fue etiquetada a todos sus amigos en el video con sus identidades, pero luego de haberse viralizado las imágenes, quienes aparentemente fueron participantes de la golpiza cerraron sus cuentas de redes sociales.

“Más allá de lo qué pasó, qué por suerte mi hijo no respondió a los golpes fuertes que recibió, lo más preocupante es la escalada de violencia qué hay en la sociedad”, reflexionó el papá del joven agredido, quien decidió no hacer la denuncia.

Según relató el papá del chico golpeado, “los agresores se escaparon del lugar” y su hijo decidió no responder a la agresión ni hacer la denuncia.

“De qué vale denunciarlos si son hechos excarcelables y la problemática está en los hogares, la familia, la sociedad toda, es mucho más profunda”, lamentó el hombre.

Mateo Romby es estudiante de medicina, se fue a la costa atlántica a descansar unos días junto a amigos, pero que sufrió un penoso momento en la puerta de un boliche cuando tres sujetos lo patearon y le dieron golpes de puño en la cabeza, mientras filmaban todo para luego subirlo a las redes sociales. 

Según lo relató Los Andes el padre del joven, Walter Romby, la golpiza ocurrió el pasado 16. Walter indicó que su hijo había ido a bailar y que antes de regresar del local quedó en encontrarse con amigos en un determinado sector de la ciudad. Al salir del local bailable se desató lo impensado: "Mateo estaba solo, tenía que encontrarse a la salida del boliche con amigos y cuando estuvo en la puerta se cruzó con los agresores lo silbaron, lo llamaron y comenzaron a golpearlo sin mediar palabra", explicó. ML